• Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Black Google+ Icon

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar
Síguenos
El grupo promotor
Documentos de interés

Tala ilegal, para entrar al programa Sembrando Vida, que da más recursos, señala Calixaxan

March 13, 2019

 

La Jornada.  Dueños de predios forestales han comenzado a talar especies como cedro o cultivos de café para integrarse al programa Sembrando Vida de la Secretaría de Bienestar, el cual establece que los terrenos que pueden participar son aquellos que están abandonados, acahuales o potreros, señaló la asociación Calixaxan.

 

Explicó que cada vez hay más desmonte y lo comprobó a partir de que publicó en Facebook que en la Sierra del Totonacapan, Veracruz, detectó el derribo total de un sistema agroforestal de café bajo sombra de cedro rojo y chalahuites y otro de cedros rojos jóvenes. Esto ocasionó que se presentaran múltiples reportes de usuarios que comentaron que los dueños de los predios buscaban ser elegibles del plan Sembrando Vida, el cual no incorpora zonas boscosas y que había más casos en municipios de Puebla y Veracruz.

 

Sergio Rivera, vocero de Calixaxan, explicó que con Sembrando Vida se prevé entregar a los beneficiarios 5 mil pesos al mes por incorporar 2.5 hectáreas, con lo que obtendrían 60 mil pesos al año. Esto lo hace un programa más atractivo que los forestales. Detalló que el monto máximo que la Comisión Nacional Forestal paga por servicios ambientales es de mil 100 pesos. En un predio de 2.5 hectáreas se obtendría cuando mucho 2 mil 200 pesos al año contra 60 mil de Sembrando Vida.

 

Rivera indicó que la reducción presupuestal de la Conafor dejará fuera de los apoyos a muchos terrenos forestales y se podría alentar el cambio de uso de suelo con las ventajas económicas de otros programas, como Sembrando Vida. Aseguró que este tipo de efectos indeseables no son nuevos, sucedió algo similar cuando se lanzó el Procampo y provocó el desmonte de áreas boscosas.

 

Llamó a que ese establezca el programa Sembrando Vida a partir de un diálogo con los diferentes actores del sector forestal y rural, que se corrijan estos efectos indeseables y con reglas de operación que eviten la discrecionalidad, opacidad y corrupción que son altamente probables cuando no existen mecanismos adecuados, concluyó Rivera.

 

Deforestan… para forestar y recibir apoyo

 

Grupo Reforma, 19 de marzo de 2019: CdMx.- Campesinos de Puebla y Veracruz deforestan sus parcelas con la intención de ser acreedores a los apoyos del Programa Sembrando Vida, que impulsa el Gobierno federal, denunciaron ambientalistas de la Organización Civil Calixaxan.

 

Sergio Rivera, coordinador operativo de esa agrupación, explicó que el problema lo detectaron en localidades de la Sierra del Totonacapan, donde los campesinos, para entrar al programa, han derribado sistemas agroforestales para cultivo de café y plantíos de cedros rojos.

 

“Uno de los técnicos del programa le dijo a los campesinos: ‘apúrense a derribar para que cuando venga el inspector no encuentre nada y así puedan ser elegibles’.

 

“Pero el caso es que hay deforestación y es atribución de los promotores del programa investigar y pararlo”, demandó Rivera.

 

Riesgos del programa:

* Impulsa el uspo clientelar de los recursos

* Favorece intereses locales (de caciques o de partido)

* Propicia la defporestación al no tener controles de incorporación al padrón

* No considera el manejo sustentable pactado en ejidos

* Deja de lado instrumentos de equilibrio interno en comunidades forestales

* Resuelve un problema social, pero descuida uno ambiental

* Ignora criterios de ordenamiento territorial

 

El programa Sembrando Vida ofrece a campesinos un incentivo de 5 mil pesos al mes por incorporar una parcela de 2.5 hectáreas en donde se sembrarán árboles frutales y maderables.

 

La cifra contrasta con los 2 mil 750 pesos que al año reciben los campesinos que registran una parcela en el programa Pago por Servicios Ambientales, con el que conservan ecosistemas forestales.

 

“El programa tiene buenas intenciones pero debe ser más vigilado con reglas de operación y no sólo con lineamientos, porque así está opaca su operación”, señaló.

 

Los lineamientos establecen que los terrenos elegibles deben estar en condiciones de acahual bajo o potrero, que tengan milpa o que estén abandonados.

 

A través del programa se pretende sembrar caoba y cedro, así como hule y canela en parcelas de Chiapas, Tabasco y Veracruz; además de café en Puebla y guanábana en Yucatán y Quintana Roo, por ejemplo.

 

El plan es incorporar un millón de hectáreas en 19 entidades del sur y sureste, a las que se destinarán 12 mil millones de pesos para la generación de 400 mil empleos.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now